miércoles, 7 de septiembre de 2016

IRÁN ANUNCIA LLEGADA DEL “MESÍAS ISLÁMICO” Y 3ª GUERRA MUNDIAL


En las últimas semanas, fue divulgada una especie de ‘comercial’ sobre la preparación de Irán para la Tercera Guerra Mundial. 

IRÁN. – El gobierno iraní considera que la actual inestabilidad en el Medio Oriente es como una señal de que la llegada del Mahdi – o mesías islámico – es inminente. Una de sus principales características es unir a los pueblos y traer la paz, algo que los cristianos en general, atribuyen al Anticristo. Pero antes él destruirá a todos los enemigos de Alá.

Desde 2012 Teherán viene produciendo material de naturaleza política y religiosa para recordarle a la población de las profecías sobre el fin de los tiempos.
En las últimas semanas, fue divulgada una especie de ‘comercial’ sobre la preparación de Irán para la Tercera Guerra Mundial. Para un espectador occidental, podría parecer un trailer de una película de superhéroes musulmanes, pero refleja las creencias religiosas antiguas de los sunitas.

Un hombre de aspecto normal, asume el liderazgo de una especie de ejército popular, pero él no precisa de armas. Con una potencia “sobrenatural” él derrota a los enemigos del islam, representados por la bandera americana, la cual quema al final del video.

No importa si es contra el ejército de “soldados de la fe”, el mesías islámico tiene el más poderoso armamento militar, incluyendo helicópteros, aviones de combate y portaaviones.

Su comando de voz es suficiente.
Para aquellos que conocen a los sunas y los hadiths, la tradición islámica seguido por la mayoría de los musulmanes, ya sabe que hay varias “profecías” sobre un gran líder que se levantará en los últimos días.

Él tendrá un gran poder y reinará durante siete años, cuando instituirá el islamismo como la única religión mundial. Curiosamente, la tradición dice que va a tener a su lado a Jesús, que servirá como un promotor, que condenará a los judíos y cristianos por no haber comprendido sus enseñanzas y rechazar el islam. Juntos, ellos van a luchar y ganarán la última guerra, que sería para que Occidente la Tercera Guerra Mundial.

Expectativa creciente

Más de dos tercios de los mil millones de musulmanes que viven en el planeta esperan que el Mahdi llegue pronto, indica el nuevo Pew Research.
En el Oriente Medio, África del Norte, Asia del Sur y Sudeste de Asia “la mitad o más musulmanes creen que van a vivir para ver la llegada del Mahdi”. Esta expectativa es más extendida en Afganistán (83%), Irak (72%), Túnez (67%), Turquía (68%) y Malasia (62%).

El general Mohammad Ali Jafari, comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica, dijo que Irán ya ha preparado unos 200.000 hombres en todo el Oriente Medio, que estarían listo para la llegada del Mahdi.
Para los musulmanes, este hombre va a ser un gran líder que dará “inicio a la justicia antes del Día del Juicio”.

En una entrevista con Turkish Daily Sabah, de Turquía, Jafari dijo que la reciente ola de violencia que ocurre actualmente en la región, incluyendo el surgimiento del Estado Islámico y otros grupos extremistas, son señales de que la llegada del mesías musulmán es inminente.

“Los acontecimientos que tuvieron lugar en los últimos años, están preparando el terreno para la aparición del Imam Mahdi. De acuerdo con el Monitor de Oriente Medio, este “ejército” une a las personas jóvenes en Siria, Irak, Afganistán, Pakistán y Yemen.

En la tradición islámica, hay una “profecía” de Mahoma, realizada en el siglo VII al respecto. Pero ella recibe diferentes interpretaciones. Los musulmanes chiítas argumentan que el Mahdi se elevará después de un período de violencia generalizada e inestabilidad.


Fuente: http://www.fuerzalatinacristiana.com/index.php/noticias/item/5407

viernes, 1 de julio de 2016

¿ES BÍBLICA LA TRINIDAD? ... UNA VIEJA PREGUNTA


En el marco de los estudios que hemos denominado el Paganismo en la cristiandad, nos adentramos a estudiar un tema que es considerado un dogma tanto por el catolicismo como para el protestantismo, me refiero a la doctrina de la Trinidad, que según la creencia cristiana es la existencia de un solo Dios, pero dentro de este Dios existen tres personas. 

Los mayoría de los cristianos han aceptado esta creencia prácticamente sin cuestionarla, les fue enseñada desde la infancia y no se atreven siquiera a ponerla en duda. No es mi propósito denostar una u otra posición, a veces leo algunos estudios cuyo intención pareciera ser exclusivamente la de ridiculizar alguna postura o doctrina, no es este mi propósito, la finalidad es investigar detallada y responsablemente esta doctrina la que en muchos casos ni siquiera sus seguidores son capaces de explicar del todo, es importante de igual manera que cada uno que estudie este tema, y todos los temas bíblicos, lo hagan buscando, investigando a fondo, que no sean solo mis palabras quienes guíen este estudios, sino que leas, estudies, y busques la verdad incansablemente en la palabra de Dios, me imagino que de igual forma, habrán muchos que preferirán quedarse con las palabras que alguien les enseño, no se darán el tiempo de escudriñar las escrituras, y se aferraran a las tradiciones que tiene un arraigo que resulta muy difícil de quitar, pero vamos al tema que nos convoca: 

Todos reconocen que esta doctrina no está explícitamente en las escrituras, según la creencia cristiana, la trinidad es un misterio que se ha ido revelando gradualmente a través del tiempo, sin embargo no encontramos que tal idea haya sido enseñado por ningún profeta, por ningún apóstol, ni tampoco por Yeshua; es un hecho que la palabra trinidad ni siquiera aparece en las escrituras, ¿cómo es entonces que surge esta idea que Dios es uno pero tres personas en él? la inquietud de estudiar este tema viene por la necesidad de esclarecer las dudas sinceras de muchas personas que han llegado a dudar de su salvación, esto debido a la idea de que el bautismo debe ser bajo la invocación del nombre de Jesús, o bajo el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo, por supuesto las distintas corrientes invalidan la "formula" bautismal del otro sector, esta es la discusión principalmente entre los llamados unitarios y trinitarios, veremos si alguna de estas corrientes tiene la razón.

Hay conceptos muy importantes en las escrituras que la iglesia cristiana aun no han comprendido, hemos analizado anteriormente en los estudios denominados "El paganismo en la cristiandad", como el cristianismo ha tomado elementos del paganismo y los ha incorporado a su culto, dándole una validez que no tiene, muy por el contrario, YHVH ha rechazado muchas de las ideas que el cristianismo defiende.

La Biblia es la historia de un pueblo que YHVH eligió para ser su Dios y a través de él, alcanzar al mundo entero. A modo de resumen mencionaremos que Israel se desvió del camino, dejo de mirar a su Dios y Salvador y siguió a otros dioses. Después de alcanzar su esplendor en el reinado de David y Salomón al final del reinado de este y debido a que su corazón se extravió, YHVH, rompió su reino y lo dividió en dos, El reino del Norte, o Israel, y el reino del Sur o Judá, en esta oportunidad nos concentraremos en el reino del norte o el reino de Israel. Este reino fue entregado en mano de Jeroboam, quien era un siervo del Rey Salomón (para comprender mejor este tema te recomiendo que leas el estudio "El Pecado de Jeroboam"), Jeroboam hizo lo malo ante los ojos de YHVH, como así también todos los reyes que le siguieron, después de todas las advertencias que YHVH envió a través de sus profetas y debido a que Israel no quise entender, YHVH los hecho de presencia, los desecho como pueblo, el imperio Asirio invadió el territorio de Israel y se llevo cautiva a las diez tribus que formaban este pueblo, perdiéndose para siempre, aunque con la promesa de que un día serían tomados de todos los rincones donde habían sido expulsados y volverían a habitar su tierra. De esta manera Israel se perdió en medio de las naciones, ya lejos de sus raíces, Israel siguió las costumbres de los pueblos donde fueron expulsados y siguieron a sus dioses, olvidándose de YHVH el único Dios verdadero.

En este contexto, Israel se enredo en religiones paganas, dentro de los diferentes cultos de los diversos pueblos que adoraban diversos dioses, encontramos triadas divinas, es decir, tres dioses que forman una trinidad, esto puedes investigarlo tú mismo y te podrás dar cuenta como las distintas naciones y pueblos tenían diversidad de dioses y tríadas de dioses, los Egipcios, tenían su trinidad, Isis, Osiris y Horus, el Hinduismo tiene a Brahma, Shiva y Visnú, los fenicios tenían a El, Asera y Baal, y así cada cultura profesaba la adoración a su propia trinidad, el budismo, los escandinavos, los Asirios, Grecia, Roma, etc.

Este tipo de doctrina por supuesto no la encontramos en las escrituras, los profetas no hablaron de ella, muy por el contrario, quedo establecido como declaración de fe la siguiente frase: "Oye Israel, Adonai nuestro Dios, Adonai uno es" (Deuteronomio 6:4). 

A Yeshua mismo le preguntaron sobre esto, texto que encontramos en el evangelio de Marcos 

"Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? 
Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. (Marcos 12:28-29)

La trinidad no es una enseñanza bíblica, sino que como muchas doctrinas cristianas es herencia del paganismo, el cual el cristianismo abrazo, es la herencia de Jeroboam que las naciones siguieron, la cual llega hasta nuestros días. Como ya lo mencionamos, la trinidad nunca fue enseñada ni por Yeshua ni por sus seguidores. Si esta fuera la realidad, en las escrituras estaría claramente establecida, contrariamente es necesario forzar varios versículos para llegar a esta idea. Pero hagamos historia, esta doctrina recién aparece en la escena cristiana después del año 300 D.C., fue en el concilio de Nicea el año 325 D.C. donde comenzó a ver la luz, aún cuando aquí principalmente se estableció la divinidad del Mesías, fue hasta el Concilio de Constantinopla en el año 381 D.C. que esta enseñanza fue completada y aceptada tal como se conoce hasta el día de hoy, siendo ratificada en el Concilio de Calcedonia el año 451 D.C. antes de eso en los orígenes de la llamada iglesia cristiana, no existen antecedentes sobre esta enseñanza. Sabemos muy bien que el Concilio de Nicea, fue el instrumento que el Emperador romano Constantino utilizó para unificar su imperio bajo una religión, de aquí nace aquel monstruo que conocemos hasta nuestros días como Iglesia Católica Apostólica Romana, la cual es la amalgama de todos los misterios y religiones de la antigüedad con las enseñanzas del Mesías de Israel. Son las enseñanza de Atanasio, que terminaron por sentar las bases de esta creencia, lo cual quedo establecido en el credo que lleva su nombre, texto que comenzamos a leer en este instante:

Texto del Credo Atanasiano:
"Todo el que quiera salvarse, ante todo es menester que mantenga la fe Católica; el que no la guarde íntegra e inviolada, sin duda perecerá para siempre.
Ahora bien, la fe católica es que veneremos a un solo Dios en la Trinidad, y a la Trinidad en la unidad; sin confundir las personas ni separar las sustancias. Porque una es la persona del Padre y el Hijo y otra (también) la del Espíritu Santo; pero el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo tienen una sola divinidad, gloria igual y coeterna majestad. Cual el Padre, tal el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo; increado el Padre, increado el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo; inmenso el Padre, inmenso el Hijo, inmenso (también) el Espíritu Santo; eterno el Padre, eterno el Hijo, eterno (también) el Espíritu Santo. Y, sin embargo, no son tres eternos, sino un solo eterno, como no son tres increados ni tres inmensos, sino un solo increado y un solo inmenso. Igualmente, omnipotente el Padre, omnipotente el Hijo, omnipotente (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo no son tres omnipotentes, sino un solo omnipotente. Así Dios es el Padre, Dios es el Hijo, Dios es (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo, no son tres dioses, sino un solo Dios; Así, Señor es el Padre, Señor es el Hijo, Señor (también) el Espíritu Santo; y, sin embargo, no son tres Señores, sino un solo Señor; porque así como por la cristiana verdad somos compelidos a confesar como Dios y Señor a cada persona en particular; así la religión católica nos prohíbe decir tres dioses y señores. El Padre, por nadie fue hecho ni creado ni engendrado. El Hijo fue por solo el Padre, no hecho ni creado, sino engendrado. El Espíritu Santo, del Padre y del Hijo, no fue hecho ni creado, sino que procede.
Hay, consiguientemente, un solo Padre, no tres padres; un solo Hijo, no tres hijos; un solo Espíritu Santo, no tres espíritus santos; y en esta Trinidad, nada es antes ni después, nada mayor o menor, sino que las tres personas son entre sí coeternas y coiguales, de suerte que, como antes se ha dicho, en todo hay que venerar lo mismo la unidad de la Trinidad que la Trinidad en la unidad. El que quiera , pues, salvarse, así ha sentir de la Trinidad.
Pero es necesario para la eterna salvación creer también fielmente en la encarnación de nuestro Señor Jesucristo. Es, pues, la fe recta que creemos y confesamos que nuestro Señor Jesucristo, hijo de Dios, es Dios y hombre. Es Dios engendrado de la sustancia del Padre antes de los siglos, y es hombre nacido de la madre en el siglo: perfecto Dios, perfecto hombre, subsistente de alma racional y de carne humana; igual al Padre según la divinidad, menor que el Padre según la humanidad. Más aun cuando sea Dios y hombre, no son dos, sino un solo Cristo, y uno solo no por la conversión de la divinidad en la carne, sino por la asunción de la humanidad en Dios; uno absolutamente, no por confusión de la sustancia, sino por la unidad de la persona. Porque a la manera que el alma racional y la carne es un solo hombre; así Dios y el hombre son un solo Cristo. El cual padeció por nuestra salvación, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos, está sentado al adiestra de Dios Padre omnipotente, desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos, y a su venida todos los hombres han de resucitar con sus cuerpos y dar cuenta de sus propios actos, y los que obraron bien, irán a la vida eterna; los que mal, al fuego eterno.
Esta es la fe católica y el que no la creyere fiel y firmemente no podrá salvarse."

Sin duda después de semejante declaración nadie se atrevió a cuestionar esta doctrina, por supuesto en aquel momento de la historia, las escrituras no estaban disponibles como las tenemos hoy, para investigar profundamente si esta declaración era verídica o no, lo que estimaba el clero, era considerado como ley, por lo tanto la mayoría seguía ciegamente a quienes les guiaban en la fe, en el caso de la trinidad pesaba sobre los creyentes la pena de que si no creían en esta doctrina, perecerían para siempre, en este asunto la salvación del alma estaba en juego. Como estudiosos de las escrituras y de la historia, hoy tenemos muy claro que todas las doctrinas católicas vienen del paganismo, esta doctrina es una más, sin embargo el peso de esta declaración ha sido más fuerte, y hasta hoy la gran mayoría ni siquiera se atreve a cuestionarla, a pesar de su evidente origen pagano. Personalmente he sido testigo como esta doctrina esta tan viva como entonces, y se enseña en las iglesias, prácticamente sin cuestionamiento, a pesar de las advertencias de YHVH, quien deja claro en las escrituras que él es UNO, (si, uno, pero dentro de esa unidad hay tres personas, se que insistirán los trinitarios).

Un versículo en el cual se han sujetado para apoyar esta idea y validar esta la doctrina trinitaria, es 1 Juan 5:7 el cual dice:

"Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno". 

Sin embargo, lamento decir que este versículo no existe en los manuscritos originales, estas palabras fueron añadidas algunos siglos posteriores justamente para validar las palabras de Atanasio, este suceso está ampliamente comprobado y aceptado incluso por el mundo protestante, inclusive en las nuevas versiones bíblicas ya ha sido quitado. Otro versículo que ha generado controversia y según los antecedentes que constan hoy también habría sido agregado, es Mateo 28:19

“Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. (Mateo 28:18-20)

Existente textos del Evangelio de Mateo en hebreo, donde esta fórmula no aparece, por el contrario el texto hebreo dice "bautizándolos en mi nombre", las evidencias dicen que estos textos hebreos son anteriores a los griegos, por lo que se desprende que el Nuevo Testamento fue escrito en Hebreo y no en griego, cosa bastante lógica por lo demás, la traducción al griego vino después, pero originalmente los textos fueron escritos en hebreo, puedes averiguar esto también a través de la red, sin embargo aún cuando este texto este correcto así como está escrito en nuestras biblias, ahí no nos habla de una trinidad, en lo personal he investigado textos en griego antiguos y aparece este texto como lo conocemos, pero como ya mencione debemos considerar que la traducción al griego vino después de su escritura hebrea original, luego retomaremos esta idea para hacer las consideraciones necesarias, para comprender mayormente el tema que nos convoca.

El tema de la trinidad es de vital importancia, pues según el credo de Atanasio que leímos anteriormente, esta doctrina tiene relación directa con nuestra salvación, este establece que quien no crea en la trinidad, no podrá salvarse, detente y analiza un poco este tema, ¿Las escrituras señalan algo semejante? de ninguna manera, leamos las palabras del mismo Mesías:

“Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; 
Como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. 
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. (Juan 17:1-3)

Esta es la vida eterna, dice Yeshua, que te conozcan a ti, el único Dios verdadero.

Entremos en detalle, sé que muchos se sentirán confundidos, muchos no tienen claro cuál es la diferencia entre el Padre y el Hijo, ¿Yeshua, es uno con el padre? ¿es Yeshua Dios?, me imagino que estas preguntas continúan siendo una interrogante para muchos, analicémosla a la luz de las escrituras a partir de ahora... 

Lo importante es descubrir que nos enseñan las escrituras acerca de Yeshua el Mesías, ¿nos enseñan estas que él es Dios?, ¿Afirmó Yeshua mismo ser Dios?, existen muchos pasajes que parecieran decirnos una cosas y en otros, otra cosa lo cual por supuesto nos puede llevar a confusión. En los Evangelios quedo registrado que siempre Yeshua se refirió a Dios como "el Padre", el es el Hijo de Dios, me imagino que eso está claro, Yeshua le pregunta a sus discípulos: 

“ … Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. (Mateo 16:15-17)

Pedro le dijo tu eres el Cristo, el enviado, el ungido, el Mesías, el hijo del Dios viviente, ¿Quien se lo reveló? pues el Padre que está en los cielos, ya con ese pasaje queda descartada la teoría de los llamados unitarios, que aseguran que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo es la misma persona, que los tres son Jesús, de ahí el apodo con el cual se conocen, "Solo Jesús", la doctrina de los unitarios es falsa, no tiene ningún respaldo bíblico, sin embargo quedan aún muchas preguntas por responder.

El Padre que está en los cielos, le revela a Pedro que esta frente a su enviado, esta frente al Mesías. El Salmo 2 nos habla del tiempo que aún tenemos por delante como humanidad, cuando el Hijo de Dios venga a tomar posesión de lo que ha heredado, este Salmo nos habla claramente de Dios y de su Hijo, a quien engendró, el Antiguo Testamento nos habla siempre del Padre, como el único Dios, para respaldar esto tendría que colocar casi todo el texto, lo cual por supuesto es mucho, sin embargo también nos habla de alguien que vendría en su nombre para redimir a su pueblo. El Nuevo Testamento nos habla de ese Hijo que vino y en obediencia cumple las demandas de Dios, cuando aparece ante Juan el Bautista se abre el Cielo, y se escucha la voz del Padre, que dice "Este es mi hijo amado" y desciende el Espíritu de Dios sobre él, el nos vino a traer la vida eterna, y cuál es esa vida, como dice el evangelio de Juan la vida eterna es que conozcan al Padre, al único Dios verdadero, y a su Hijo Yeshua el Mesías a quien ha enviado, algunos también utilizan este pasaje de las escrituras para decir que ahí tenemos a la trinidad, contrariamente a esta idea, lo que aquí tenemos a Dios Padre, revistiendo de poder a su Hijo con su Espíritu para la misión que a partir de ahí comenzaría.

Vamos por parte para ir comprendiendo bien este tema, nos ha quedado claro que el único Dios es el Padre, y este envió a su Hijo, para traernos salvación, me parece que hasta aquí vamos bien así que continuemos con el tema.

Las escrituras nos hablan que ha Dios nadie le ha visto jamás, ni habita en templos hechos por manos humanas, si creer en la trinidad fuera necesario para la salvación hubiese quedado claramente escrito como un requisito para ello, como lo propone Atanasio en su credo. Las escrituras nos dicen otra cosa tal como lo menciona el evangelio de Juan en el texto ya citado (la vida eterna es que te conozcan a ti, al único Dios verdadero, y a Yeshua a quien has enviado), y en el capitulo 5:24 del mismo evangelio, que dice: "De cierto, de cierto os digo: El que oye mis palabras, y cree al que me envió, tiene vida eterna". Las escrituras siempre se refieren en ese contexto, al único Dios y a quién envió, las escrituras no se contradicen, pero las diversas corrientes lo único que han hecho es traer confusión interpretando a su manera las escrituras y pasando por alto lo que ellas mismas señalan, por ejemplo el salmo 2 nos habla del Mesías, del Hijo de Dios, este tendrá su cumplimiento, y el Nuevo testamento gira en torno a eso:

"Yo publicaré el decreto;
YHVH me ha dicho: Mi hijo eres tú;
Yo te engendré hoy.
Pídeme, y te daré por herencia las naciones,
Y como posesión tuya los confines de la tierra.
Los quebrantarás con vara de hierro;
Como vasija de alfarero los desmenuzarás. (Salmo 2:7-9)

Veamos que nos dice el libro de los Hechos:

"Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos".(Hechos 17:30-31)

Este pasaje del libro de los Hechos, concuerda perfectamente con el salmo 2, por supuesto aquel varón a quién designó, es su Hijo, Yeshua el Mesías, es lo que Pablo también enseño a los Romanos, veamos:

"que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo”. (Romanos 10:9)

Se refiere a aquel varón que designó, a través de quien juzgará al mundo, ¿es necesario creer en la trinidad para ser salvo?, de ninguna manera, por eso el texto de Mateo 28:19, no concuerda con el resto de las escrituras, "Bautizándolos en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo", aún cuando todavía podemos rescatarlo, pero eso luego lo veremos... 

Sé que todavía quedan respuestas por responder, sobre todo sobre la divinidad de Jesús, que es un tema que también muchos se plantean. 

El texto en el evangelio de Mateo capítulo 28 nos dice:

"Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo (este es el texto cuestionado, pero saltémonos aquel detalle por ahora); enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. (Mateo 28:16-20)

Toda potestad me es dada en los cielos y en la tierra, dice Yeshua, todo el poder, y los discípulos se acercaron y le adoraron, cosa que es exclusiva para Dios, sobre todo en los Judíos quienes tenían muy claro este concepto, ellos no van a adorar a nadie que sea Dios ¿Entonces es Yeshua Dios, o es el Padre Dios? sigamos analizando las escrituras...

Veamos un pasaje en el Antiguo Testamento, específicamente en el Éxodo: 

"YHVH dijo a Moisés: Mira, yo te he constituido dios para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta". (Éxodo 7:1)

Curioso versículo este, YHVH constituye a Moisés dios para faraón, es un detalle que no hay que pasar por alto, sabemos que lo que está escrito en el Antiguo Testamento tendría su cumplimiento, esto también es una imagen de aquello que ocurriría después. Que pasaba si Yeshua fallaba en su misión, ¿Habría fallado Dios? las escrituras nos dicen que una vez que cumplió su misión, murió por los pecados del mundo, y fue resucitado por Dios al tercer día, entonces el Padre le dio toda potestad de todo lo que está en los cielos y en la tierra. 

Pablo les dice a los romanos, refiriéndose a los israelitas:   "...de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén". (Romanos 9:5), el Padre delego en el Hijo ser Dios sobre todas las cosas, a él le entrego toda potestad en los cielos y en la tierra. Yeshua es el Señor, a veces parece que las escrituras se contradicen pero no es así, si conocemos bien el contexto de las escrituras podemos entender bien lo que estas nos dicen, así podemos comprender entre este texto de romanos y el que Pablo le escribe a los Corintios, el cual dice:

"...para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. (1 Corintios 8:6)

Ese es el contexto, solo hay un Dios, el Padre, y un Señor Yeshua el Mesías, veamos más ejemplos de esto:

"...un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. (Efesios 4:4-6)

A los efesios les dice un Señor, y un Dios y Padre de todos

El salmo 110 nos dice

YHVH dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra,
Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies. (Salmo 110:1)

Este versículo lo explica el propio Mesías:

"Y estando juntos los fariseos, Jesús les preguntó, diciendo: ¿Qué pensáis del Cristo? ¿De quién es hijo? Le dijeron: De David. El les dijo: ¿Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo:
Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies?
Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo? Y nadie le podía responder palabra; ni osó alguno desde aquel día preguntarle más. (Mateo 22:41:45)

Queda claro una vez más que el Dios único, le entrega todo el poder a su hijo y lo convierte en el verdadero Dios de este mundo, recordemos que hubo alguien que usurpo aquel reinado que se hace llamar el dios de este mundo, o de este siglo, las propias escrituras lo llaman así, y Pablo lo menciona en su segunda carta a los corintios:

"...en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. (2 Corintios 4:4) 

Yeshua es el Señor y la imagen del Dios verdadero, en el habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad (Colosenses 2:9)

Leamos las palabras del Mesías

"No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. 
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 
Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. 
Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas; ¿cómo, pues, podemos saber el camino? 
Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 
Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.
Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 
Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 
¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 
Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras”. (Juan 14:1-11)

Pablo en su carta a los colosenses, que ya citamos, les dice lo mismo que Yeshua a sus discípulos, en el habita corporalmente toda la plenitud de la deidad "Yo soy en el Padre, y el Padre en mi", "El que me ha visto a mí, ha visto al Padre".

El apóstol Juan nos dice en su evangelio:

"A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer".
(Juan 1:18)

El hijo le ha dado a conocer pues al Padre nadie le ha visto jamás, Yeshua proviene del seno del Padre, pero este es mayor que Yeshua, no son iguales, y Yeshua se preocupa de dejar esto bien claro, fue en los siglos posteriores que el paganismo invento esta trinidad, Yeshua dijo claramente que el Padre es mayor que él, como quedo registrado en el evangelio de Juan:

"Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo". (Juan 14:28) 

Más adelante dice:

Mas para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago. (Juan 14:31)

Fue el Padre quien nos envío a su Ungido, a su hijo, quien salió del seno del Padre y quien era antes de todas las cosas, los escritos nos hablan claramente de su preexistencia,

"Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; 
Como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. 
Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. 
Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. 
Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese".  (Juan 17:1-5)

Glorifícame al lado tuyo con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese, esto está en perfecta armonía con lo que Pablo enseño y que quedó registrado en su carta a los colosenses

"El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.
Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 
Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; (Colosenses 1:15-17)

El es antes de todas las cosas, el evangelio de Juan nos dice:

"Abraham vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio, y se gozó.
Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abraham?
Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy. (Juan 8:56-58)

Sin duda, las escrituras nos dejan claro la preexistencia de Yeshua antes de su aparición en la carne en medio de nosotros, como ya vimos el esta antes de todas las cosas, el ya existía en forma de Dios tal como Pablo lo menciona en su carta a los filipenses:

"el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 
sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 
y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 
para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 
y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. (Filipenses 2:6-11)

Ya hemos visto como las escrituras nos mencionan que Yeshua estaba en el seno del padre, el Salmo 2 dice: "Mi hijo eres tú, yo te engendré hoy", el evangelio de Juan nos dice Glorifícame al lado tuyo con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese, el salió del Padre y tomo la forma de siervo, y el Padre le exaltó hasta lo sumo, y le delegó todo el poder, 
Existen muchos pasajes tanto en el nuevo como el Antiguo Testamento que nos hablan de la preexistencia del Señor, las escrituras lo dejan muy claro, Yeshua es el Dios de este mundo, y toda lengua confesará que él es el Señor.

Tenemos al Padre, tenemos al Hijo, y tenemos al Espíritu Santo, que para esta doctrina que estamos analizando sería la tercera persona de esta deidad, que han denominado Trinidad, concepto que no aparece por ningún lado en las escrituras, el Espíritu Santo es el Ruakj Hakodesh, es el espíritu de Santidad de YHVH, tanto en el Antiguo como en el nuevo testamento, la palabra utilizada significan lo mismo, tanto Ruakj en hebreo, en el Antiguo Testamento, como pneuma en griego, en el Nuevo Testamento significan lo mismo, soplo o viento, o también aliento, es su espíritu, el espíritu de Dios, la profecía de Joel decía "derramare de mí espíritu sobre toda carne", promesa que se cumplió después de la resurrección del Señor, el Padre envió su viento, su soplo, su aliento, que es su Espíritu sobre toda carne.

La doctrina de la trinidad no está fundamentada por las escrituras su fundamento es absolutamente pagano, aun cuando los estudiosos y teólogos se obstinen en sostener que su visión trinitaria es bíblica.

El relato de Mateo 28:19 "Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo"como dijimos anteriormente no concuerda con el resto de las escrituras, lo que nos hace pensar que efectivamente fue colocado ahí en los siglos posteriores, el texto hebreo encontrado dice "bautizándolos en mi nombre" lo que si tiene sentido con el resto de las escrituras, veamos lo que ellas nos dicen, el evangelio de Lucas dice: 

"y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
Y vosotros sois testigos de estas cosas. 
He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto". (Lucas 24:47-49).

El Evangelio de Marcos dice:

"Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 
Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;(Marcos 16:15-17)

El Evangelio de Juan nos dice: 

Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre. (Juan 20:31)

En el libro de los hechos encontramos los siguientes relatos:

"Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo". (Hechos 2:38)

En estos pasajes que hemos leído tenemos una perfecta armonía, el arrepentimiento, el perdón de los pecados, el bautismo es el nombre del Mesías, y después viene la promesa del Padre, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, continuemos leyendo otros pasajes de las escrituras:

"Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres”. (Hechos 8:12)

"porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús. 
Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo". (Hechos 8:16-17)

"Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. 
Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó. (Hechos 8:37-38)


“Dios envió mensaje a los hijos de Israel, anunciando el evangelio de la paz por medio de Jesucristo; éste es Señor de todos. 
Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: 
Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él. 
Y nosotros somos testigos de todas las cosas que Jesús hizo en la tierra de Judea y en Jerusalén; a quien mataron colgándole en un madero.
A éste levantó Dios al tercer día, e hizo que se manifestase; 
No a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos.
Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. 
De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre. 
Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. 
Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo.
Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. 
Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?
Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días. (Hechos 10:36-48)


“Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados? Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.
Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.
Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús
Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban. (Hechos 19:3-6)


"Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre". (Hechos 22:16)


Como hemos visto el texto de Mateo 28:19 está en franca oposición de todo lo que dice el resto de las escrituras; toda la escritura nos dice que el bautismo debe ser en el nombre del Señor Jesús, excepto este pasaje en Mateo, y aunque los textos griegos más antiguos mencionan esta idea, los nuevos textos hebreos encontrados, pues recordemos que después de los descubrimientos de Qumram han salido muchos textos a la luz de los que no se tenían conocimiento, dicen "bautizándolos en mi nombre", texto que si esta en concordancia con el resto de las escrituras, y con lo que los otros evangelistas también señalan como ya lo citamos, el hecho que los evangelios fueron escritos en hebreo y no en griego, también está respaldado, y lo señalan los propios cristianos posteriores al primer siglo, como Ireneo, Orígenes, Papías, Eusebio entre otros, quienes señalan explícitamente que fueron escritos en hebreo, esto quedó registrado en los escritos de estos primeros cristianos posteriores a los apóstoles. Veamos lo que afirman los propios católicos en sus textos:

Ireneo (Adv. Haer., III, I, 2) afirma que Mateo publicó entre los hebreos un Evangelio que escribió en el propio lenguaje de ellos. Eusebio (Hist. Ecl. V, X, 3) dice que, en India, San Panteno encontró el Evangelio según San Mateo escrito en el lenguaje hebreo, que había dejado allí el apóstol San Bartolomé. Además, en su “Hist. Ecl.” (VI XXV, 3, 4), Eusebio dice que Orígenes, en su primer libro sobre el Evangelio de Mateo, afirma que él había aprendido por la tradición que el Primer Evangelio fue escrito por Mateo, quien lo había compuesto en hebreo, y lo había publicado para los conversos del judaísmo. Según Eusebio, (Hist. Ecl., III, XXIV, 6) Mateo le predicó primero a los hebreos y, cuando se vio obligado a ir a otros países, les dio su Evangelio escrito en su lengua nativa. Jerónimo ha declarado repetidamente que Mateo escribió su Evangelio en hebreo (“Ad Damasum”, XX; “Ad Hedib.”, IV), pero dice que no se conoce con certeza quién lo tradujo al griego.


Los textos continúan con la idea que hemos expresado, la carta a los romanos dice:

¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? (Romanos 6:3), todos los textos de las escrituras dicen lo mismo, la única excepción es Mateo 28:19, el apóstol Pablo les dice a los colosenses: 

"Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él". (Colosenses 3:17)

Todo lo que hagas, de palabra o de hecho, hazlo en nombre del Señor Jesús, dice Pablo, todo es todo, incluido el bautismo, resulta evidente que el texto de Mateo 28:19 fue manipulado a través de la historia, Roma ha manipulado las escrituras para validar su paganismo, y ciertamente han realizado un trabajo brillante, pues el paganismo ha llegado hasta nuestros días, celebrando fiestas paganas, en vez de las verdaderas fiestas instituidas por YHVH en su palabra, o siguiendo doctrinas extrañas como en este caso es la Trinidad, podemos citar incluso algunas enciclopedias, que reconocen esta realidad, veamos, por ejemplo la enciplopedia americana que dice:

“ El Cristianismo se derivó del Judaísmo, y el Judaísmo era estrictamente Unitario (creyendo que Dios es una sola persona). El camino que partió de Jerusalén a Nicea no fue un camino derecho. El Trinitarismo del siglo cuarto no refleja con exactitud la antigua doctrina de la iglesia primitiva en cuanto a la naturaleza de Dios. En verdad tal doctrina de la Trinidad es contraria y una desviación de la enseñanza de la iglesia primitiva. (1956) Vol. XXVII, pag. 2941.

El Diccionario Nuevo Universal Francés traducido al español, dice:

“La Trinidad Platónica, ella misma un arreglo de trinidades anteriores utilizadas por pueblos de la antigüedad, aparece ser la trinidad filosófica racional de atributos que dio lugar a las tres hipóstasis o personas divinas que enseñan las iglesias cristianas. … La concepción del filosofo griego (refiriéndose a Platón) de la divina trinidad se encuentra en todas las religiones paganas de la antigüedad” (Paris 1865-70) Vol. 3 pag. 1467.  


¿Qué podemos rescatar del pasaje de Mateo 28:19?, pues si conocemos las escrituras sabremos que Israel sería redimido al final de los tiempos, el Mesías vino a rescatar lo que se había perdido, a la Casa de Israel que se perdió en medio de las naciones, aquel pueblo que conoció al Padre, que conoció a YHVH, y que después se olvido de él, se olvidó de su nombre, siguiendo dioses paganos, por tanto los discípulos debían ir a las naciones a buscar a aquel pueblo extraviado, para que volvieran a casa, debían ir a buscar a aquel hijo pródigo, que perdió su herencia y traerlo de vuelta al Padre, pues debían tener conocimiento que había un Padre que los estaba esperando, esa reconciliación fue hecha a través de su Hijo, Yeshua el Mesías, y recibirían el don del espíritu santo.


Sé que es un tema sensible para muchos creyentes, pues esta enseñanza les ha acompañado a muchos desde que tienen conciencia, se también que muchos se rehusaran a estudiar el tema con la profundidad que merece y cerraran su entendimiento, mi intensión en ninguna manera es juzgar a nadie, ni burlarme de la creencia de nadie, mi intensión es realizar un estudio responsable, serio y respetuoso sobre este delicado tema, que del catolicismo paso al protestantismo sin ningún filtro, ni análisis. Te pido que te des el tiempo y estudies por tu cuenta las escrituras, si crees conveniente cuestionar algunos puntos de este estudio, estas en libertad de hacerlo, hazlo y lleva tus dudas o tus cuestionamientos al análisis que requiere, pero libre de cualquier doctrina que la condicione, no me interesa imponerte una idea preestablecida, me interesa que estudies, y llegues al conocimiento de ellas escrituras, y lo que ellas realmente nos enseñan.

Creo en Dios Padre, el cual es el único Dios Verdadero, si creo en él; Creo en su Hijo, Yeshua el Mesías, quien vino del seno del Padre y a quien se le ha dado toda potestad en el cielo y en la tierra, si creo en él; creo en el Espíritu Santo el cual es el Espíritu de Dios, por supuesto que sí. ¿Creo que estos tres son uno?, bueno eso no está en la palabra, por lo tanto no puedo creer en aquella doctrina que nació en el seno del paganismo y que han llamado trinidad, y que la doctrina católica considera fundamental para la salvación de tu alma.


"Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios". (Juan 20:17)


"Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo". (Apocalipsis 3:12)

Que la bendición de Adonai, este sobre ti.